Barcellona sanziona quindici residenze studentesche che operavano come hotels

Gli ispettori del Comune di Barcellona cercavano appartamenti per vacanze illegali e sono incappati in un fenomeno a loro sconosciuto: quello delle residenze studentesche che nei fatti operano come alloggi turistici. I tecnici municipali hanno scoperto negli ultimi mesi addirittura quindici residenze che teoricamente erano destinate solo a studenti ma che in pratica accoglievano turisti di passaggio in città. “Si fanno pubblicità su internet attraverso i portali di case vacanze e affittano le camere a turisti nonostante siano costruite in terreni destinati a strutture pubbliche e la loro autorizzazione si limiti all’attività di residenza”, spiega l’assessora all’Urbanismo, Janet Sanz “Se anuncian en internet a través de plataformas de alojamiento turístico y alquilan las habitaciones a viajeros aunque están construidas en terrenos destinados a equipamientos y su permiso sea exclusivamente para ser residencias”, explica la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz.

Barcellona residenze universitarie nel mirino

El consistorio ha anunciado que dictará en los próximos días la correspondiente orden de restitución de la legalidad urbanística alterada para que dejen de operar como alojamiento turístico a trece residencias. El fenómeno se extiende por toda la ciudad. Cuatro de ellas están ubicadas en el distrito de Ciutat Vella, una en el Eixample, otra en Les Corts, dos en Sarrià-Sant Gervasi, cuatro en Gràcia y una en Horta-Guinardó. Estas se suman a los dos expedientes que se abrieron en verano a las dos residencias Melon District –una en el 22@ y la otra en el Paral·lel– que también actuaban como alojamiento turístico sin tener licencia.

Multas de entre 30.000 y 600.000 euros

Los primeros casos de los que tuvo constancia el Ayuntamiento llegaron a través de un informe de inspección telemática elaborado por la Generalitat. Los inspectores confirmaron posteriormente que en las residencias Melon District se trabajaba como si fueran hoteles. En julio se les notificó el cese cautelar de manera inmediata de la actividad hotelera, los titulares presentaron alegaciones solicitando la suspensión cautelar pero el juez lo desestimó y el Ayuntamiento ya ha incoado el correspondiente expediente sancionador por valor de entre 30.000 y 600.000 euros al considerarse una infracción muy grave por ejercer una actividad turística sin la correspondiente licencia.

El mismo procedimiento seguirán ahora con las trece residencias detectadas por los inspectores municipales. El importe de las multas variará en función del beneficio económico que hayan podido obtener las residencias por operar de manera irregular. Janet Sanz defiende que el gobierno municipal “no busca sancionar constantemente ni a residencias, ni a pisos turísticos ni a plataformas digitales, lo que queremos es que se adecúen a la normativa como le pedimos a cualquier vecino”.

79 pisos turísticos cerrados

La actuación forma parte del plan de choque contra las viviendas turísticas ilegales que inició el Ayuntamiento en verano. A fecha de 31 de octubre, el Ayuntamiento había cursado un total de 709 órdenes de cese a apartamentos turísticos y tenía abiertos 2.943 expedientes a partir del trabajo de los inspectores municipales.

815 de ellos fueron detectados a pie de calle tras realizar búsquedas en internet por el equipo de veinte ‘visualizadores’ que el gobierno municipal puso en marcha para reforzar el trabajo de los inspectores. Con todo, el ingente trabajo realizado de momento solo ha conseguido que dejen de operar 79 viviendas tras la orden de cese de la actividad ilegal.

2.360 quejas recibidas

Para detectar el máximo de pisos turísticos irregulares, el Ayuntamiento envió 807.000 cartas a los vecinos de todos los barrios de la ciudad invitándoles a denunciar los apartamentos ilegales que detectaran en sus fincas. Para ello habilitó un teléfono gratuito y una página web que permitía consultar las direcciones de los pisos con licencia e informar de los ilegales.

Desde su puesta en marcha se han recibido 2.360 comunicaciones –1.547 a través de internet, 725 llamadas y 88 por otros canales–, a partir de las cuales los inspectores deberán comprobar si tienen licencia o no y, en caso negativo, iniciar el procedimiento sancionador correspondiente

Autore dell'articolo: spagnaoggi

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *